Centro Acreditado

Consulta gratuita previa cita - 625.49.79.23


Terapia Físico Vascular BEMER (Datos técnicos)

Algunas precisiones sobre su aplicación

Ante todo debe tenerse presente que BEMER no pretende curar nada. Pero es la única tecnología en el mundo que hace algo esencial para la salud : normaliza la vasomoción, estimula la Microcirculación y por tanto facilita que la biología active todo su potencial vital. Sea para regenerarse o curarse. Para sacar el máximo rendimiento a todo esfuerzo físico o mental.

A la hora de aplicar los aparatos de BEMER, está comprobado que seguir el Protocolo Básico del Modo de Uso funciona siempre en todos los individuos. Debe usarse de forma continuada para asegurarse la recuperación de la vasomoción.

Hay personas que ya el primer día o semana notan claramente una mejora. Pero la mayoría conviene que persistan al menos 6 u 8 semanas para obtener beneficios notorios, aunque desde el primer momento la microcirculación se va abriendo. Las personas con problemas de salud largamente cronificados durante años puede que necesiten unos cuantos meses para restablecer el equilibrio que se pueda.

La Terapia Físico Vascular BEMER no pretender sustituir ninguna otra terapia. Pero aplicada a tiempo puede ahorrar o eliminar cirugías y fármacos o como mínimo optimizar su eficiencia, reducir dosis... Siempre mejorará cualquier intervención médica que trate algún problema específico.

Los pacientes que apliquen BEMER y reciban un tratamiento farmacológico comprometido deberían hacer un seguimiento para ir reduciendo la dosis y al final anularlo si se normaliza su estado.

En el modo de uso básico son suficientes 8 minutos dos veces al día. Aunque si se aplica una tercera vez o se aplica durante 20 minutos siempre se puede mejorar aunque sea un poquito (¿un 2% más?). Todo dependerá del tiempo que se disponga. Si uno se relaja durante 20 minutos mientras se regenera su cuerpo puede ir destilando el placer de la plenitud. Eso se puede explicar, pero esencialmente debe sentirse. Eso cura y da motivos para Vivir.

La Intensidad de aplicación es la profundidad en el cuerpo. Esta debe adaptarse a las necesidades de cada uno.

Independientemente del protocolo básico mediante B. Body. Cuando hay un problema muy localizado, pueden usarse las aplicaciones B. Pad y B. Spot (también B. Light) cada 3 – 4 horas. Programas predeterminados 1, 2 ó 3 de 8, 16 ó 20 minutos.

En el BEMER Pro hay la posibilidad de desarrollar 9 programas (del 3 al 12). Siguiendo una escala de valores de intensidad ascendente (y/o ascendente-descendente) de 2 minutos en dos minutos. A partir de esa preprogramación se puede hacer una aplicación de acuerdo con las necesidades del receptor de la terapia.

La terapia BEMER siempre funciona. Se optimiza aplicándola dos veces al día. El estímulo dura entre 12 y 16 horas. Aunque las consecuencias positivas de la estimulación pueden alargarse en el tiempo dependiendo del estado de salud del receptor. Así, quién reciba la Terapia BEMER en una consulta, en aquel mismo momento obtiene los beneficios directos de la estimulación microcirculatoria y sus consecuencias, mejorando la terapia que le acompañe. De acuerdo con la periodicidad que se realice se consolidarán los beneficios.

Cuanto más necesitada y sensible sea el receptor de BEMER, más notará la estimulación.

La intensidad debe adecuarse a cada persona. Si hay mala microcirculación y por tanto debilidad vital y mucha toxemia que liberar, las intensidades deben ser bajas para que el cuerpo se limpie y se adapte. Incluso debe adaptarse a un gran aporte de oxígeno y nutrientes. Si no, pueden aparecer mareos, nauseas, incluso ciertos dolores por el empuje microcirculatorio en un cuerpo todavía muy obstruido. No hay que tener prisa en profundizar si no se puede, de momento. Conviene recordar aquello de que, a veces, menos es más. Con menos intensidad, en ese momento, se consigue más estimulación efectiva.

Pero BEMER no es solo para recuperar la salud, si no para potenciarla y facilitar el máximo rendimiento vital : En el deporte, en el trabajo, en el estudio y rendimiento intelectual. Incluso en la potencia sexual y la líbido.

Cuando un usuario de BEMER tenga un compromiso puntual, por ejemplo deportiva, puede hacer lo siguiente:

-Antes de iniciar el compromiso aplicarse BEMER 8 minutos a una intensidad alta (8-9-10).

De este modo se tiene más energía, mejor disposición, más seguridad, menos riesgo de lesiones.

-Al finalizar la intervención deportiva se harán 8 minutos a intensidad baja (1-2-3).

La intensidad baja es para eliminar, poco a poco, la toxemia acumulada con el esfuerzo (dióxido de carbono, ácido láctico...). Una intensidad alta podría quizás colapsar la microcirculación, si hay una excesiva acumulación de desechos.

Eso no excluye las preparaciones y técnicas anteriores y posteriores que requiera el deporte o el compromiso que sea (estiramientos, calentamiento, motivación, visualización ...).

Joan MARIAS (BP+ ES100)



< VOLVER






Contacto

  C/ Jenaro de la Fuente nº6
Entreplanta. Ofc.5, 36206


  Email: pacientes@vitalsaludvigo.com

 625.49.79.23 - 986.51.92.87




Faceboook




Twitter




Horario

Lunes a Viernes - 10:00 - 22:00




Contactar

VOLVER